miércoles, 31 de diciembre de 2014

Armónicos y pianissimo. Acorde final



Aquí sentados en la noche fría, Paris, Zaragoza, el Moncayo, y Nunca Jamás. Poco importa, desafiando a Zeus y su manto de noches eternas, con la vida como escenografía, con caricias que son letras, con palabras que son suspiros, con pasados que fueron notas y futuros que tal vez se escriban con agua o con sal con tierra o con fuego. Ahora una estrella nueva, en el firmamento, la de un viento. Recuerda yo también soy viento, pero cierzo de voz severa, gélido y natural, el viento debes saber no siempre es frío aunque se presente como tal, porque debajo siempre hay un corazón que late.

Curioso al final no será el cierzo, pero quizás si sea el viento, ahora ya poco importan las alimañas del pasado, ahora en esta noche tu y yo, hablamos de viento, de corazón, de pálpito, en suma de eso que tanto me gusta hacer contigo. Sentires.

Te querré siempre, lo sabes, y serás un sueño fantástico. Eso deberías saberlo, mira por tu ventana del alma. Una sala, un fuego que no arde pero si calienta, un piano que es fastuoso por sus años no por quien lo toca o lo tocó, un músico que escribe y elige esta noche para ti, para esa copa cálida de champagne francés contigo, con tus bondades y miserias, porque el músico solo tiene miserias y vampiriza bondades.

Un año más, 24 horas y 25 años, que paradoja ni Marcos la resolvería con sus operaciones matemáticas imposibles, ¿Te acuerdas de Marcos? es curioso, ahora dos vientos y dos Marcos, dos órdenes y un destino incierto ¿Seguimos?.

Dos vientos, dos Marcos, dos Niños, que serán tres, pero a día de hoy dos niños. El viento mece y acaricia pero el viento no es uno, son dos vientos, un viento de la piel y un viento del alma, ¿Te acuerdas de mí?  Si soy el cierzo, que mecía tu cara por las mañanas cuando te ibas a currar con tú fiambrera, con la música clásica en tu coche, con tu sonrisa recién almidonada, dos trayectos el pasado y el futuro, dos vientos y dos ríos, el Sena y el Ebro.

Al final, dos vientos, dos ríos, dos Marcos y dos Amores, bueno tres ¿Te acuerdas de Álex? Si ese amor secreto que te mece son sus palabras, con su sencillez y su amor, si Álex mi derrota en la vida, pero mi triunfo en el corazón. Dos vientos, dos Marcos, tres niños, tres amores, y la noche cae mientras el eterno río nos mira de reojo, nos alerta que la noche será día nos dice que nada tiene prisa y nada es impaciencia. Si mi niño grande somos más que dos, más que tu y yo, fíjate, somos dos vientos, dos Marcos, tres niños, si quizás seamos tres niños uno yo, otro él  y otro ese viento por definir qué tanta fuerza tiene.

Me gusta esta noche con mi copa, mi piano y mi baño de palabras ¿Posesivo? No, soy el músico sin mí no hay música. Al final soy tu músico del alma, donde toco campanas de estación entre primaveras y otoños. Tenía una colección de “Ojalas”  al final he acabado tirando de mis cimientos más sólidos. Esos que se llenan de agua porque la construcción tiene un cemento de esos valencianos que absorben como una esponja, y, oxidan una ferralla ya endeble por naturaleza. 

Hubo un Vampiro y un cierzo, hubo pasión en Madrid y sexo en Zaragoza y esos secretos de París entre Baudelaire y tú, con tu pinta de intelectual de revista barata y pretensiones de una grandeza que jamás te tocará porque evocando a Machado no catas el vino de las tabernas y no sabes ni en la cama; te lo digo yo que he andado muchos caminos y he abierto muchas veredas, he batido en mil conciertos y me he dejado seducir entre cajas de cerveza. Al final las sábanas se arrugan en Bakú, en Australia y en Granada. Frente a la Alhambra, ya no me acordé  de ti cuando la piel le ardía y su boca se entregaba a todo cuanto yo quería, con el amanecer pensé que al final no eras tan necesario. Nadie es imprescindible por muy bueno que sea en provocar mis emociones.


Aquí son 24 dentro de poco serán 25, será el telón que se abre o se cierra, hadas o faunos, nadie nunca sabe elegir un color cuando la noche es cerrada, notas primeras, timbales y flautín acompañando una cuerda, que son cuatro, cuatro cuerdas que me dan vida, tanto tiempo y nadie ha sabido que las cuatro cuerdas se adaptan al Re o al Sol con la M la B la A y la L, tan solo soy una pero ha merecido la pena. Abril me vio alumbrar letras y acordes, Diciembre en el umbral último me ve despedir mientras el viento mece al Vampiro.


Con el pizzicato y el acorde final se apagó el Vampiro del Cierzo para siempre













lunes, 15 de diciembre de 2014

Ramoneta. El Abalorio


Al bajar de la Ambulancia cuando le dio el frío en la cara, de esa mañana tan gris y a acuosa, sintió como los huesos se le helaban y la sangre apenas le otorgaba una triste chispa de calor en ese cuerpo moldeado por los años, por la el tiempo y por su lengua. Todos los condimentos eran necesarios para crear un ser tan despreciable como Ramoneta Salvador, la Abalorio, la que fue prostituta de baja estopa en el Cabanyal cuando los pescadores tenían oficio y el mar tenía peces para pescar  y vivir de ello.

La Abalorio había cimentado su fama, no como la mejor meretriz dels Poblats Marítims, pero sí, la más cotilla, la más lenguaraz y sin duda la que peores intenciones albergaba en este sucio mundo del prostíbulo, la red y el anzuelo. Ramoneta era despreciable y toda su estirpe lo era con ella, porque su lengua había mandado a muchos con las cuentas de su collar de falsa monea y el látigo de la peligrosidad social a La Modelo, actual Consellería y sobre todo pifia arquitectónica de primer orden, uno no deja de autoafirmarse en estas opiniones.

Como a toda puta de ínfimo nivel le viene a suceder en las novelas de copia y estraza de la Dama de las Camelias, fue a rescatarla un ignorante de Torrefiel que la hizo Santa y Esposa y alcanzo para embarazarla tres veces; cuentan las comadres (en Valencia no hay de eso pero bueno) que Ramoneta, El Abalorio, se paseaba luciendo la primera de sus preñeces imitando un garbo que nunca tuvo porque no es que Ramoneta fuera fea, era directamente nauseabunda.

Y Así entre tocino rancio, vino a parir tres veces un vástago medio lelo, una calca de su cara y sobre todo a su en el punto final a su obra más putrefacta, María José conocida como la Gorda Cotilla, mujer que todo el mundo observa con atención por si en un accidentado mordisco se muere por ingesta de su propio veneno, sobre La Grasa Andante hay dos opiniones: La suya que en la que se auto-considera belleza universal, y la del resto de los mortales, que piensan que no puede haber una mala persona tan mala persona en este mundo traidor donde nada es verdad ni mentira.

Casada felizmente con un Manso –así conocido por su vecinos- es hembra de mucha cama, mucho sofá y mucha lengua, capaz de conocer según ella vida y milagros de vecinos, y toda persona que se cruce en su camino, para las tareas de la casa y la vida como ella dice “Me compre un Manso”; y como tal ejerce dicho manso. Desde este verano la malaventura asedia a La Grasa y a Ramoneta, El Abalorio. La enfermedad ha soldado a la otrora puta cabanyalera a una silla de Ruedas, para ellos injusto, para el resto de la humanidad el comentario de que Dios castiga sin palo.

Pero las buenas costumbres no se pierden, la del tercero una puta que vive con el novio, el de la puerta de al lado maricón seguro, el de la puerta de abajo le pega a su mujer y por supuesto la del primero no va a misa… Pero el destino mariconazo como él solo ha regalado otra descarga chispeante a La Grasa Andante, su niña Amelia María con 14 años preñada por un morito de 16, y es que apenas tuvo vello púbico la Grasita, se lanzó a los mundos de la apertura rápida de piernas.

María José y Ramoneta dicen que lo acabará convirtiendo en un Manso, como su padre y su abuelo, pero del Moro nadie sabe nada, quizás dicen haberlo visto por Barona, otros que en Benimamet, pero son visiones, a día de hoy Ramoneta está preocupada de ver por la ventana de su hija a la vecina de enfrente que dice que recibe hombres cuando nadie la ve, y es que, Valencia es como un jardín y algún día os contaré éstas a quien votaban.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Museografía de la Náusea



Las alcantarillas huelen por proximidad de la tormenta, al menos el cambio de presión es lo que hace que todos los abuelos y gente de edad hablen en estos términos. La calle viene sufriendo un cierto cambio de presión, es más podrías definir la presión como ese ya manido “estar hasta los huevos” sin duda exabrupto ejemplarizante de cómo están las cosas en la puta calle. Pese a todo hay quien se empeña en eso de los brotes verdes, en lo también recurrente de populismos con sabor a la Arauca vibrador y el no menos especial –desde que estuve niña en La Habana- y eso que esto último lo escribió Antonio Burgos, nada sospechoso de ser un bolivariano ni un bolchevique ni siquiera se puede poner en duda verlo tan siquiera subido en una carroza del día de orgullo Gay, que este señor escribe en el ABC y en esa casa esas cosas no las hacen, aunque yo creo que hacen otras que yo jamás haría.

Simplemente aquellos que hacen de las alcantarillas lo cotidiano, ponen en marcha su maquinaría, así vemos que se cuestionan programas eso que unos hacen para luego incumplir cuando así lo deciden –no ellos- aquellos Máximos Buros, que son conocidos también como: Bruselas, Fondo Monetario, Mercados y otros personajes que Tarantino debía estudiar para alguna de sus entregas más elaboradas.

Hace unos días leía un artículo de Le Figaro, que se titulaba Espagne?, sí con signo de interrogación y el periodista se preguntaba básicamente dos cosas, una ¿Cómo se puede decir una cosa y la contraria en tan poco espacio de tiempo? Eso lo dijo con mucho acierto Ángels Barceló pero se refería al futbol. La otra interrogante del fino periodista francaise, era ¿Nadie tiene responsabilidades en la España de la corrupción? ¡¡¡¡¡Corrupción!!!!! ¿Qué corrupción? De eso no hay en España, todo es falso salvo alguna cosilla, pecadillos Veniales (lo de Veniales va en mayúscula como recuerdo a la discoteca Gay valenciana. Sí Valencia, lugar donde tampoco hay corrupción) no hay nada de lo que preocuparse diría alguna mujer dedicada a la política con aires de duquesa y peluquería de cardado oportuno, ella que no conocía a ningún Alcalde y que todas las fotos son photoshop del más bajo.

Lo preocupante de España es lo que viene, ESOS que se atreven a decir que paguen los que más tienen, que la sanidad y la educación sean para todos y que esa titularidad pública no se ponga en riesgo, esos que dicen que van a terminar con las puertas giratorias, cuando todos sabemos que no hay puertas giratorias ya, que las quitaron que Felipe González va a Gas Natural, al bar a jugar al dominó con viejos amigos. Los que jalean de forma hiriente para los grandes políticos su intención aviesa de de derogar los desahucios, si en España no hay desahucios, no los ha habido dice el Luisma de la política, es más esos son los que le hicieron un escrache en su casa, vaya vaya que cosas te hacen Luisma.

Y frente a eso, la alcantarilla ha comenzado a menear los mecanismos, esos que son armas de choque, diferentes a esas ya famosas armas de destrucción masiva por las que cierto Señor Aznar nos metió en una guerra, que luego generó una teoría de la conspiración, y tanto bochorno a millones de corazones limpios -que los hay- en cada calle y en cada pueblo y ciudad, y que por si alguien no lo recuerda nos hace seguir llorando por gente como Óscar que iba en un tren a clase como todas las mañanas y que sin él Alfámbra ya no es lo mismo.

Las armas de la alcantarilla son simples y muy asentadas en la tradición española por un lado El difama que algo queda, por otro -siembra dudas que la gente es imbécil- ésta es más ofensiva, porque no es cierto que la gente sea imbécil el plan es hacerla imbécil, porque si el número de borregos es amplio ¿Dónde están los riesgos de la buena vida de esa clase dirigente? No hay riesgos.

La chistera ya es total, cuando se sacan a los bolivarianos, los bolcheviques, los antisistema, los antisistema gays, los antisistemas rojos, los antisistemas que no huelen a colonia. Todo esto lo metes en una coctelera, lo agitas bien, le das dos toques de tertuliano tipo Eduard y Arcadio y tienes servida la trilita necesaria para hacer saltar por los aires cualquier  opinión mesurada e independiente sobre ESOS, que pasan a ser considerados como NOSOTROS, que lo que se pretende no es otra cosa que el…….. SI TODOS SOMOS IGUALES.

Frente a tanta alcantarilla y tanta presión atmosférica, existe el pensamiento, la información y sobre todo que ciertas cosas no se olviden especialmente esos sms tan reconfortantes: LUIS, NADA ES FACIL PERO HACEMOS LO QUE PODEMOS. ÁNIMO.



martes, 4 de noviembre de 2014

Álex 23




Era el primer gran acontecimiento del Conservatorio, porque Santa Cecilia es el día 22 y esto suponía una especie de arranque festivo, o excusa festiva o llamarlo como queráis los que al leer estas líneas sabéis de que va el asunto, un cuatro de noviembre, cinco días antes de ese 9 que popularizó Cecilia en esa canción que para mí como tantas cosas descubrió mi padre, ciertamente otro nueve llama a la puerta de la fama pero nada tiene que ver con los ramitos de violetas ni con Álex.

Lo cierto es que eso en sustancia es lo que supone el cumpleaños de Álex, alegría y cierto buen humor como apertura de días que serán festivos. Por otra parte a fuerza de conocerse desde mis 8 y sus seis (soy plenamente consciente que llevo en todo lo escrito alternando números y letras) los cumpleaños se acaban convirtiendo en un ritual que a los niños les hace tener buen rollito, véase, el propio el de tus hermanos y los reyes magos, papa noel (esto lo escribo en minúsculas a propósito) y otros acontecimientos como el estreno de Anastasia y cosas así de esa índole.

Tengo poca consciencia últimamente pero voy recuperando algo y esto quiero que sea signo de ello, no suelo hablar de mis amigos porque considero que lo que tengo que decir, mejor decirlo a ellos, también es cierto que mucha gente puede pensar que tampoco hay que hacer esa exaltación de la amistad propia de las grandes noches de verbena, pero de todo un poco y de casi nada emerge en esta cabeza.

Y por fin hablamos de Álex, para manifestar, que como dice mi madre, será  un referente en el campo del pensamiento en el siglo XXI, porque no solo ha leído muchas y muchas veces lo que hasta aquí se ha hecho también lo ha razonado y ha aportado un montón de nuevas hipótesis al respecto, ese es Álex, con la Filosofía a cuestas, capaz de aplicar un mito como una acorde a una partitura blanquecina, capaz de dejarte seco con una claridad meridiana haciendo de la estética algo natural y a tu alcance sin despeinarse y con la autoridad de los grandes.

Pero Álex es algo más importante que un hacedor de pensamientos, es, como diría un bicho que conocemos un Corazón de guardia, refugio de palabra y sentido, ¿Brillante? Sin duda, ¿Calculador? Si pero no para hacer tendencia ni estrategia, simplemente es un bendecido por las neuronas y las pone a trabajar todos los días y eso “emnboba” con la certeza de que los misterios no son tales para su manera de imprimir velocidad a la mente.

Su mirada pasa de la rotundidad sofista al entrañable capitán de Moros y Cristianos con una rapidez que casi invita al llanto y la emoción, y todo esto porque yo lo he tenido cerca en esos momentos en los que uno quiere saber más y se da cuenta que no sabe casi nada.

Por tanto queda mi agradecimiento, mis millones de gracias por ser así, por estar ahí por ser de los míos y porque no me importa decir que de todos, hermano tu eres el razonamiento que necesito para en las más de las veces no ahogarme en mi propio vacío.


Felicidades Rubia, el que tiene talento pues eso tiene talento, y tú tienes tanto y tan bueno, que como siempre digo no mereces más que lo que tu das, y das lo mejor, darte a ti tanto nos es complicado pero al menos seguimos en el intento porque te mereces eso y más.





domingo, 19 de octubre de 2014

Ocasos y Miedos



El ocaso se aproxima, y a mi me da miedo el ocaso, siempre me ha dado miedo el ocaso, nunca me he sentido cómodo, no entiendo el ocaso, ni su destello naranja en cielos de cierzo, no entiendo ese sol grande y tardio que me deja solo. La barca de Ra, un día quise ponerle música a la Barca de Ra, hasta que me hablaron del inframundo y entonces tuve miedo, tengo miedo, tendré miedo, siempre el miedo, siempre la lucha conta el miedo ¿Quien ganará? No lo dudeis el Miedo, me gana siempre.

jueves, 21 de agosto de 2014

Cada nota en su sitio


Esto aconteció en 1998 Berliner Philharmoniker, Daniel Barenboim

Berlin State Opera House, 1998

jueves, 12 de junio de 2014

PUNTUAL A LA CITA



No dejo extrañado a casi nadie que me conoce, cuando digo que en muchos momentos del día, me sumergiría en las aguas de la opinión por muy turbulentas que estas parezcan. Claro está que tal como vienen los torrentes y después de que en el espacio que administro es decir: El Vampiro del Cierzo haya metido mi dedo en cuestiones como la educación, los desahucios o las vidas de plástico que adoptamos alguna noche de infamia mental ¿Cómo no hablar de Jefaturas del Estado? Creo que toca dar una opinión propia ya que como dice Carmen París “Porque quiero y me da la gana”.

Me deja perplejo el cinismo de aquellos que enarbolan la bandera de lo constitucional para quitar argumentos a los que pedimos que la palabra final sobre la forma de Estado sea votada por los ciudadanos, aquellos que mentan el consenso del 78 y la superación de viejas heridas como argumento de lo solido del sistema frente a las pretensiones desestabilizadoras que según ellos abonaría un Referéndum.

A todas luces los doctrinarios que tanto defienden la constitución del 78, olvidan con cierta frecuencia artículos que incumplen con bochornosa actitud; como ejemplo eso de que todos los españoles son iguales ante la ley……….. Aplicaré aquello que decía mi hermano cuando eso mismo decía mi padre en algún “mandado” casero –unos más iguales que otros- por no recordar lo del derecho a un vivienda digna, a un trabajo digno y a todas esas cuestiones sobre el derecho de manifestación que tan puestas en tela de juicio están ahora.

Han pasado 35 años de la aprobación de la constitución y hoy en día una alto porcentaje de ciudadanos ni la votamos ni la entendemos, porque esto de que las cosas son para siempre evoca con cierto escalofrío al “Atado y bien Atado” de sombrías épocas inmediatamente anteriores, claro siempre me saldrá en este punto algún LUISMA de la política diciendo eso de que gracias a la constitución tenemos un régimen de libertad y todas esas cosas, que dichas en una emisora amiga parecen más creíbles.

Dicho régimen de libertades es ese que rescata a la banca con el dinero de todos, que permite desahuciar a gentes de sus casas, que hace de la educación y de la sanidad un negocio al margen del bien social, pues si eso es lo que garantiza la constitución, habrá que cambiarla LUISMA (o LUISMAS)  de la política.

Y en esto llegó la abdicación de Campechano I y claro los garantes del pacto rápidamente movilizan huestes, nos dicen que el día de su cumpleaños Campechano I, se vio mayor y maduro la idea, pero el 25 de mayo que no era el cumpleaños de ningún monarca (al menos que yo sepa) alguien debió pensar, pues lo hacemos ahora o igual dentro de unos años ya no se puede hacer y de ahí las prisas a saber: la Ley orgánica que tiene las mismas líneas que la explicación de un ¿Qué buscas? en un chat. Los puristas de la tradición enfadados porque no hay carrozas ni realezas foráneas ni misa de espíritu santo –estamos como para otra homilía de Rouco Varela- y sobre todo lo peor, no hay flores ni fandanguillos ni alegría, fervientes matronas de nuestra España.

Y para que preguntarle al pueblo, si el pueblo está en el consenso según ellos, si ya lo dicen los dos partidos mayoritarios esos que se ponen de acuerdo para cambiar la constitución con nocturnidad, vuelta al atado y bien atado, que mas da que el pueblo tenga paro, pobreza infantil, lo importante es que el orden constitucional está garantizado y garantiza que a Campechano I le suceda su hijo (por cierto el nombre que no mentare, de gratísimos recuerdos para los pueblos de la antigua Corona de Aragón, donde la dinastía se estrenó ajusticiando a lo grande) y todo ello hace innecesario que el pueblo hable, así que el pueblo sale a la calle y habla y dice que quiere tener la capacidad de elegir, que yo tengo claro -que quiero- pero entiendo que puede haber gente que quiera lo contrario, simplemente quiero que esas personas y yo votemos, porque claro es, que lo que pasó en 1978 poco tiene que ver con la actualidad y claro es que algunos que tenían una O de obrero en sus bordados la quemaron en un horno al que sirve combustible Gas Natural.

Luego está preguntarse si la constitución tiene algo que decir de los jugadores de balonmano metidos a especuladores y por tanto imputados y sobre si la niña los peines sabía o no sabía lo que pasaba en la cocina de su casa, lo de otras princesas centro-europeas no lo voy a nombrar porque tengo buen gusto aunque algún tertuliano diga lo contrario, que de los tertulianos ya hablaré en otra entrega mesurada.

Al final yo sí que me atrevo a responder a la pregunta de Wyoming ¿Entre la monarquía de Letizio VI y una Republica presidida por Aznar? Cabe pensar que el Ebola no tiene cura, pero un constipado sí.